Sindrome de estrés tibial

20.05.2019

El Síndrome de estrés tibial medial (SEMT) es un síndrome de dolor a lo largo del origen tibial del tibial posterior o del músculo sóleo. La terapia con ondas de choque extracorpóreas (SWT) es eficaz en numerosos tipos de síndromes de dolor de inserción. 

Jan D. Rompe, MD; Angelo Cacchio, MD; John P. Furia, MD and Nicola Maffulli, MD, MS, PhD

DOI: 10.1177/0363546509343804 Am J Sports Med 2010 38: 125 originally published online September 23, 2009

REINO UNIDO

Métodos:

Cuarenta y siete sujetos consecutivos con SEMT crónica recalcitrante se sometieron a un programa de entrenamiento en casa estandarizado, y recibieron Terapia de Ondas de Choque radial de baja energía repetitiva (2000 choques; 2,5 bares de presión, que es igual a 0,1 mJ / mm2; total de densidad de flujo de energía, 200 mJ / mm2; sin anestesia local) (grupo de tratamiento). Cuarenta y siete sujetos con SEMT crónica recalcitrante no fueron tratados con Ondas de Choque, pero fueron sometidos a un programa de entrenamiento en casa estandarizado solamente (grupo de control). La evaluación fue por el cambio en la escala de calificación numérica. El grado de recuperación se mide en una escala Likert de 6 puntos (fueron calificados como tratamientos exitosos aquellos sujetos con una calificación de completamente recuperado o de gran mejoría).

Resultados:

Un mes, 4 meses y 15 meses a partir de la línea de base, las tasas de éxito de los grupos de control y tratamiento de acuerdo a la escala de Likert fueron 13% y 30% (p <0,001), 30% y 64% (p <0,001), y 37% y 76% (P <0,001), respectivamente. Un mes, 4 meses y 15 meses a partir de la línea de base, la escala de calificación numérica media para los grupos de control y tratamiento fueron 7,3 y 5,8 (p <0,001), 6.9 y 3.8 (P <0,001), y 5.3 y 2.7 (P <0,001), respectivamente. A los 15 meses a partir de la línea de base, 40 de los 47 sujetos en el grupo de tratamiento habían podido regresar a su deporte preferido en su nivel previo a la lesión, al igual que 22 de los 47 sujetos de control.

Conclusión:

La Terapia de Ondas de Choque radial aplicada es un tratamiento efectivo para el SEMT.